La evolución del corsé

Buenas tardes, hoy quiero hablaros sobre una prenda femenina que ha estado presente durante muchas décadas a lo largo de la historia de la moda, y la cual, ha tenido tanto defensores como detractores.
Os quiero hablar del corsé, el cual nace en el siglo XVI, en pleno Renacimiento. Prenda interior que se popularizó en Occidente gracias a su uso por parte de Catalina de Medici o Isabel I de Inglaterra.

Isabel I de Inglaterra

En sus inicios, éstos eran íntegramente realizados en metal, por lo que eran totalmente rígidos y limitaban los movimientos. Su uso tenía el propósito de mantener una postura erguida, levantar el busto y afinar la cintura.

corset de metal
Siempre iba acompañado de una falda voluminosa con gran ahuecado, gracias al verdugado o sólo dando volumen en la parte trasera gracias al polisón. Lo que se conseguía con estos dos elementos era conseguir el cuerpo en forma de S.

Blancanieves

En el siglo XVII se vuelve un artículo de lujo y prenda indispensable para las mujeres de la burguesía en Europa. Pero con la Revolución Industrial se vuelve más accesible ya que puede ser adquirido por cualquiera que lo desee.
En el siglo XX continúa esta tendencia ya que se ha popularizado como prenda principal en los burlesques, lugar donde prima la feminidad. Sin embargo a partir de 1905 y de la mano del diseñador parisino Paul Poiret el preciado corsé desaparece e instala las formas naturales de la mujer, en la que prima una figura recta.

(FotoBurlesque)Cartel de un burlesque

Hoy en día el corsé no se considera como prenda interior si no como prenda exterior. Buen ejemplo de ello son firmas que se dedican en exclusiva a crear este tipo de prenda, como es el caso de la diseñadora madrileña Maya Hansen, quien diseña corsés de todo tipo.

Maya hansen

L.Bal

Posted on 25 enero, 2016 in Sin categoría

Share the Story

About the Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top